Samaná: el lado más puro y salvaje de Dominicana

Si buscas unas vacaciones en el Caribe, donde la naturaleza mande y la huella del hombre apenas se deje notar, lo encontrarás escondido en la costa que baña el Atlántico. Allí, en una península que sobresale entre los más de 1.288 km de litoral de todo el país, descubrirás que todavía quedan muchas maravillas en el mundo con las que asombrarse: Samaná es una de ellas sin duda alguna.

Cayo Levantado – Hotel: Luxury Bahia Principe Cayo Levantado

Una tierra milenaria, amable y de carácter humilde, donde el colorido de sus casas tradicionales, el verdor inimitable de sus bosques y la placidez de sus cocoteros se funden en un horizonte de playas de arenas blanquísimas y aguas turquesa. Samaná fue fundada como elemento natural de defensa de los ataques piratas al Atlántico dominicano y cuenta con joyas naturales de tal belleza que te dejarán sin aliento: pueblecitos tan auténticos como Pescadores, las playas de Cosón, Las Terrenas, Rincón, Las Galeras, Cayo Levantado, El Valle y Punta Bonita y, por supuesto, el impresionante Salto de El Limón. 

Bahia Principe Village – Santa Bárbara de Samaná

Dicen que Samaná es el paraíso en el que todos querríamos quedarnos para siempre. Un frenesí natural que se desliza hasta sumergirse en las aguas más delicadas de todo el océano Atlántico. Samaná y sus gentes son almas tranquilas, rebosan simpatía y valoran las cosas más sencillas. Lo comprobarás en su cuidada gastronomía, elaborada con productos locales y con sabores llenos de matices, como el pescado con leche de coco y tostones de plátano. Tampoco falta el sancocho y la tradicional botana de chicharrón de pollo. Todo siempre acompañado por el mejor de los rones dominicanos. 

Tostones de plátano

No hay que olvidar que el cultivo de caña de azúcar es uno de los más extendidos en esta tierra y que de él se obtiene el ron más sabroso del mundo. Además de un paladar exquisito, este lugar maravilloso esconde espectáculos asombrosos: Samaná es el destino elegido por las ballenas jorobadas para volver cada año, entre enero y marzo, a reproducirse en la calidez de las aguas de la bahía. 

Ballena jorobada – Samaná

Ahora que has descubierto esta hermosa región empieza a imaginar tu viaje solicitando tu presupuesto aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s